loader image

¡Mamá, me aburro!

Por ANDREA VELASCO SANTILLÁN Entretener a los niños puede ser una labor difícil además de costosa y algunos padres caen en la trampa de comprar a sus hijos cuanto juguete o aparato electrónico les sea solicitado, todo con el afán de combatir su eterno aburrimiento. El resultado es que esos Leer más…

¿Obediencia sin condiciones?

Un niño es obediente si se somete sin rechistar a la autoridad de sus padres y de otras personas mayores.
El niño que no crea problemas, que se adapta a todas las situaciones y personas, que jamás se queja ni rebela…, es un niño ¡obediente! y ¡bueno! Y cuando no se somete a los dictámenes, órdenes y deseos de los padres y personas adultas se le califica de desobediente.

Abrir WhatsApp
Hola, lo puedo ayudar
OA Orientación y Asesoría
Hola, lo podemos ayudar?